Seleccionar página

Portear es cargar a un niño, como si en brazos fuera, en un portabebés.

Existen diferentes tipos de portabebés los cuales se pueden clasificar en dos grandes grupos, los llamados ergonómicos, los que respetan la fisionomía tanto del ser porteado como del porteador, y los que no la respetan, a los que llaman no ergonómicos.

El porteo, o uso de portabebes ergonómicos esta especialmente aconsejado en niños pequeños, recién nacidos, prematuros, o bebes de alta demanda ya que facilita la labor maternal al permitir llevar al niño pegado al cuerpo del porteador dejándole a su vez las manos libres para realizar otro tipo de tareas. A su vez, el estar pegado a su madre, padre o figura de apego no solo ayuda al niño a desarrollarse correctamente sino que le da seguridad.

Para mi el porteo resulto una solución a un problema: Dormir al niño.
Tras un parto complicado y la imposibilidad tanto física como psicológica de hacerme cargo de ese niño como correspondía tuve que buscar una alternativa. No era viable que el niño siempre fuese acunado por sus abuelos o tías, por un lado, porque no era tarea de ellos, y por otro, porque las vacaciones terminarían y ellos no tendrían la disponibilidad de hacerlo.

Mi solución fue portear.

Portear es conciliar ser madre con ser mujer. Es cuidar de tu niño como el lo espera.

Para una sociedad en la que a los tres meses, si tenes mucha suerte un año, tenes que reincorporarte a las tareas habituales, como si nada hubiese pasado. Como si un millón de hormonas no hubieran estado jugando a subir y bajar niveles, como si no te hubieras desprendido de algo que era todo tuyo para compartirlo con el resto, como si tu cuerpo siguiera siendo tu cuerpo y no una cosa no reconoces: estirado, con grietas, lastimado…

Para esa sociedad en la que vivimos portear significa sacarle provecho a esa baja maternal, volver a tener a tu niño pegadito a ti, regular tus hormonas con la felicidad te genera verlo tan calmo, tan seguro pegado a tu cuerpo.

Es imposible listar los beneficios de portear para la madre y para el hijo. Es imposible listar los beneficios de portear para el padre y el hijo, e incluso para la tía y el sobrino.

Es imposible listar los beneficios del porteo porque tendríamos que nombrar todos los beneficios que generan los abrazos, las caricias, las miradas. Tendríamos que listar los beneficios le trae a el cuerpo el estar feliz, libre de toxinas.

Y es que el porteo es eso, es un abrazo envuelto en tela.

Los beneficios del porteo son tan solo los beneficios del amor. Y es imposible listarlos todos.

A nadie se le ocurre desaconsejar el amor, un abrazo. Bueno, yo no puedo desaconsejar el porteo.
Solo que, tanto en el amor como en la vida misma hay que ser cuidadosos, hay que estar cociente de lo que se hace para no terminar en una catástrofe. En el porteo igual. Hay que ser cociente cuando se portea a alguien, vigilar nuestra seguridad y la del ser porteado